MEDIACIÓN

¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN?

Es un método de resolución de conflictos que, con la ayuda del mediador, facilita a las personas la resolución de sus discrepancias y disputas de forma pacífica y dialogada, en busca de soluciones satisfactorias y válidas para todas las partes implicadas.

¿QUIÉNES SON LOS MEDIADORES Y CUÁLES SON SUS FUNCIONES?

  • Los mediadores son abogados que se han formado en las técnicas de la mediación, que ayudan a las personas en conflicto a encontrar la mejor solución para todas ellas.

  • Sus funciones son conducir el proceso y facilitar la comunicación positiva entre las personas, ayudándolas a identificar sus intereses y necesidades reales para lograr acuerdos que las satisfagan adecuadamente.

  • Su actuación es imparcial y neutral, ayudando a todas las partes por igual en la búsqueda de soluciones.

VENTAJAS DE LA MEDIACIÓN

  • La mediación es un método rápido, ágil, económico y beneficioso para todas las partes implicadas, que además preserva la confidencialidad.

  • Permite a las personas que sean ellas mismas las que encuentren las soluciones que mejor satisfagan sus intereses en función de sus circunstancias y necesidades concretas.

  • Mejora las relaciones y la comunicación entre las personas y favorece la convivencia pacífica entre ellas, con lo que se previenen futuras situaciones conflictivas.

  • Evita la dilación de los procesos judiciales y reduce los costes económicos de los mismos.

Los resultados que se obtienen en la mediación son estables y duraderos, y al haberse alcanzado soluciones satisfactorias para todas las partes se suelen cumplir voluntariamente, sin necesidad de acudir a las instancias judiciales.

¿EN QUÉ ASUNTOS O MATERIAS PUEDE ACUDIRSE A LA MEDIACIÓN?

La mediación puede resultar útil en cualquier situación de conflicto:

  • En las relaciones familiares (divorcios, separaciones, custodia y visitas de hijos, fijación de pensiones alimenticias, controversias entre hermanos y otros familiares, etc).

  • En las discrepancias en contratos de compraventa, arrendamientos, y cualesquiera contratos civiles o mercantiles.

  • En particiones de herencia.

  • Diferencias entre socios de sociedades.

  • En las organizaciones complejas.

  • En la convivencias ciudadana y en las comunidades de propietarios (ruidos, humos, vibraciones, disputas entre vecinos, etc).

¿CUÁNDO PODEMOS ACUDIR A LA MEDIACIÓN?

Se puede acudir a mediación tanto antes de haberse iniciado la vía judicial, como durante el proceso judicial, e incluso cuando ya exista una sentencia y surjan problemas en el cumplimiento de la misma o en su ejecución.

En el caso de haberse iniciado el proceso judicial, si las partes lo desean, pueden solicitar al Juez la suspensión del proceso mientras se desarrolle la mediación, aunque en la mayoría de los casos ello no resulta necesario, puesto que la mediación es un método rápido y flexible, que puede finalizarse antes de la fecha señalada para el juicio.

¿SE PUEDEN HACER CUMPLIR  LOS ACUERDOS ALCANZADOS EN MEDIACIÓN?

 Sí. Los acuerdos pueden ejecutarse judicialmente para exigir su cumplimiento.

En el caso de existir un proceso judicial en tramitación, el acuerdo de mediación puede homologarse por el Juez que conoce del proceso, adquiriendo así fuerza ejecutiva, como si de una resolución judicial se tratara.

Cuando el conflicto todavía no está judicializado, los acuerdos  obtenidos  en la mediación pueden elevarse a públicos ante Notario, lo que los dota de eficacia ejecutiva.

 ¿DÓNDE  PUEDEN ACUDIR LAS PARTES PARA SOLICITAR EL SERVICIO DE MEDIACIÓN?

Al Centro de Mediación del Ilustre Colegio de Abogados de Sueca (CEMICASUECA), en la Placeta del Convent (Edificio de los Juzgados) de Sueca o llamando al teléfono  961704583, o acudiendo los viernes de 10 a 13 horas a la 3ª planta del CEAM (Junto al edificio de los Juzgados de Sueca). donde habrá un mediador que le informará sobre la mediación y confeccionará la solicitud de mediación correspondiente.

NORMATIVA BÁSICA DE LA MEDIACIÓN: