Además de la violencia física, sexual y psicológica que se produce dentro de las parejas, existen otros tipos de violencia contra la mujer que se perpetran tanto en la familia , como dentro de la comunidad en general  o que incluso de perpetran o toleran por el Estado. No hay que olvidar que la violencia contra la mujer se define en un contexto de desigualdad y discriminación de éstas en relación con los hombres. En general, se trata de situaciones de carácter estructural en el modelo social existente, basadas en la desigualdad, la discriminación y la subordinación de las mujeres respecto a la posición de poder de los hombres.

Estas otras formas de violencia contra la mujer son:

 LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

La mutilación genital femenina afecta actualmente a más de doscientos millones de mujeres y niñas en los 30 países de África, Oriente Medio y Asia donde se concentra esta práctica y comprende todos los procedimientos que, de forma intencional y por motivos no médicos, alteran o lesionan los órganos genitales femeninos, sin aportar ningún beneficio a su salud y, sin embargo, puede producirles hemorragias graves, problemas urinarios, quistes, infecciones, complicaciones de los posteriores partos e incluso muerte del feto.

La mutilación genital femenina refleja una desigualdad entre los sexos muy arraigada, y constituye una forma extrema de discriminación de la mujer. Es practicada casi siempre en menores. Es una violación de los derechos humanos de mujeres y niñas. Viola los derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometido a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.

LA TRATA DE MUJERES CON FINES DE EXPLOTACION SEXUAL

 La explotación sexual es otra de las formas de violencia contra la mujer. Dos de cada tres víctimas de trata de seres humanos son mujeres (entre un 15% y un 20% niñas) y, en el caso de la trata para la explotación sexual, el porcentaje de mujeres víctimas aumenta exponencialmente. Ello es consecuencia de su mayor vulnerabilidad motivada, entre otras causas, por un sistema de organización social que perpetúa los modelos de desigualdad por razón de género y permite la devaluación de mujeres y niñas con carácter general, por conflictos armados, desplazamiento de poblaciones, pertenencia a minorías étnicas, la feminización de la pobreza, la desigualdad en la educación, la formación o el ámbito laboral, el deseo de emigrar para mejorar de vida, etc. De este modo, mujeres y niñas se encuentran en una clara situación de vulnerabilidad frente a la captación para ser sometidas a esta cruel forma de violencia contra la mujer

EL MATRIMONIO FORZADO

El matrimonio forzado es la unión de dos personas en el que al menos uno de ellos no ha prestado voluntariamente su consentimiento o voluntad de tal alianza, constituyendo una violación de los derechos humanos.

Pese a ser considerados ilegales, sigue siendo una forma de violencia de género en alza que somete a millones de mujeres y que en muchos casos afecta a niñas menores de edad. Una porción reducida pero significativa de niñas implicadas en esta usanza tienen menos de 10 años de edad, y algunos de ellos son criaturas de 2 o 3 años. Hay casos terribles de muertes de niñas por violencia sexual en la noche de bodas.

En la actualidad, este fenómeno se distribuye de forma generalizada en países de Norte de África, Próximo Oriente, África subsahariana, Oriente Medio y América Latina.

LOS CRIMENES DE HONOR

Según el Observatorio de Derechos Humanos, los crímenes de honor “son actos de violencia, generalmente mortales, cometidos por los miembros varones de la familia contra mujeres de la familia, que consideran que han traído deshonor a la familia.”

 Estos actos de violencia, que en ocasiones causan la muerte de la mujer, se hacen en público, delante de toda la comunidad, para demostrar que se cumple con los códigos que esa comunidad iimpone. Aunque son comunes en países islámicos, también se dan en otras zonas del mundo

EL ABORTO Y ESTERILIZACION FORZOSOS

El aborto forzado es la interrupción del embarazo, en cualquier momento, sin el consentimiento de la mujer embarazada

La esterilización forzosa es considerada un delito grave de violencia sexual. Supone la privación a una persona de la capacidad biológica de reproducción de manera irreversible sin el libre consentimiento de la víctima y sin justificación alguna en un tratamiento médico o clínico de la misma.

 EL ACOSO SEXUAL

El acoso sexual es la intimidación o acoso de naturaleza sexual o violación, incluye también promesas no deseadas o inapropiadas a cambio de favores sexuales. En la mayoría de contextos jurídicos modernos el acoso sexual es ilegal.

La directiva 2002/73/CE del Parlamento Europeo define el acoso sexual como “la situación en que se produce cualquier comportamiento verbal, no verbal o físico no deseado de índole sexual con el propósito o el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular cuando se crea un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo”.

Los principales acosadores son hombres y este tipo de acoso se suele ejercer en ambientes laborales, académicos, estudiantiles y familiares.

EL MOBBING

Se trata del acoso psicológico y sexual en el ámbito laboral, en el que generalmente el acosador ocupa un estatus jerárquico superior a la víctima. Es más alto en las mujeres que en los hombres, y sus consecuencias también son más acusadas en la mujer. Se puede clasificar este acoso en cuatro categorías

  • Ataques a la víctima con medidas de organización empresarial, que incluye conductas como no asignar tareas o que las asignadas sean humillantes, carezcan de sentido…

  • Ataques a las relaciones sociales de la víctima, donde se enmarcan conductas como el rechazo a hablar a la persona, aislarla o “ningunearla” tratándola como si no existiese…

  • Ataques a la vida privada de la víctima, como extender rumores o mentiras sobre la persona, hacer comentarios ofensivos sobre su vida privada, revelar detalles de su vida personal…

  • Agresiones verbales, como gritos, amenazas, acusaciones…

Especial referencia hemos de hacer al Convenio de Estambul, primer tratado europeo sobre la materia vinculante para todos los Estados miembros en que se recogen determinadas conductas como la violencia sexual, física, psicológica y económica, la mutilación genital y se establecen estándares mínimos de prevención, protección y persecución penal. Desgraciadamente, hasta la fecha, sólo han ratificado por 25 de los 47 Estados miembros.

Written by